La otra realidad del Cannabis. Primer Avance

Se trata de un proyecto audiovisual de divulgación médica. La investigación se centra en los cannabinoides desde diferentes disciplinas científicas y su uso médico en enfermedades. Cuenta con la colaboración de científicos especializados en cannabinoides y su aplicación en distintas patologías médicas.  Es un proyecto audiovisual colectivo que se realiza mediante la cooperación entre el Estado Español y Latino América. Una ardua investigación de  más de dos años, con información gráfica y material divulgativo. Un documental interactivo desde el inicio del proyecto hasta su final.  El documental irá acompañado de un álbum musical en el que colaboran cerca de 30  artistas nacionales e internacionales, un corto de ficción, la banda sonora creada por Paco Serén (cabe señalar el gran trabajo desarrollado por este compositor musical que está fabricando instrumentos con cáñamo para la ocasión), fotos, making off, trailer y una serie de monográficos dirigido a aquellos enfermos y enfermas que consumen cannabis.

¿Es el cannabis la medicina del futuro? ¿Es Como afirman algunos, la panacea del siglo XXI? ¿O es, como dicen otros, una planta sin utilidad médica y que abre las puertas al consumo de otras drogas?

@aintzaneuskalhe

Según el Informe Mundial sobre las Drogas 2011 de las Naciones Unidas, la marihuana sigue siendo la sustancia ilícita más producida y consumida en todo el mundo. En 2009, entre el 2,8% y el 4,5% de la población mundial de 15 a 64 años de edad (es decir, entre 125 y 203 millones de personas) habían consumido cannabis al menos una vez durante el año anterior.

Aunque se ha empleado médicamente desde hace más de cincuenta siglos, ha sido una planta prohibida y endemonizada en casi todo el mundo neo-liberal durante muchas décadas . La investigación científica sobre los componentes activos de la planta ha experimentado un espectacular auge pero las restricciones legales dificultan el estudio completo de su potencial terapéutico.

Los distintos ensayos realizados demuestran que los compuestos del cannabis pueden inhibir las náuseas y vómitos asociados a la quimioterapia, aumentar el apetito, atenuar la pérdida de peso, aliviar el dolor, disminuir la ansiedad y permitir una mejor conciliación del sueño. También puede reducir el dolor neuropático y la espasticidad en pacientes de esclerosis múltiple, y la pérdida de apetito y peso que tienen lugar en enfermos de sida. Y estos son sólo algunos de sus usos médicos. Entonces, ¿Por qué hay restricciones que impiden que los científicos hagan bien su trabajo?

 Las farmacéuticas ya están investigando productos que contienen compuestos sintéticos del cannabis. Algunos ensayos clínicos han demostrado el beneficio del extracto de cannabis conocido como Sativex, en pacientes con esclerosis múltiple. Estos datos han llevado a la aprobación del fármaco en el Reino Unido, España, Dinamarca, Alemania y la República Checa. Pero Sativex sólo es el primero de muchos otros medicamentos que se están estudiando. ¿Se ha convertido la marihuana en el Santo Grial de las empresas farmacéuticas?

Be Sociable, Share!