No Nos Pararán (1) – Acusados por defender la vivienda digna

El Jueves 21 de Marzo de 2013, *14 personas nos enfrentaremos a una acusación de desordenes públicos por defender el derecho a la vivienda de nuestra vecina Yeimi. *Entre ellas 5 personas de prensa, de Telecinco, Periódico Madrid15M y Toma la Tele, que simplemente realizaban su trabajo que, aun ejerciendo el derecho de información como profesionales de un medio de comunicación, también fueron denunciadas.
Yeimi adquirió un humilde piso en el barrio de Lucero en 2006, para ello tuvo que hipotecarse por valor de 240.000€ pidiendo un crédito al BBVA. En 2008 la pareja de Yeimi -copropietario de la vivienda- abandonó el domicilio desentendiéndose del préstamo y recayendo así toda la responsabilidad en ella. Desde este momento ella no pudo afrontar sola el pago de las cuotas mensuales (1.200€) con sus 750 € de ingresos. Por lo tanto, decidió acudir a su banco para exponer la situación y entablar una negociación. La única alternativa que le ofrecieron fue rebajar la cuota a 800€ -pero continuaba siendo demasiado alta y no podía afrontarla- viéndose forzada a dejar de pagar el préstamo, aunque se mantuvo al día con los pagos de la comunidad.
 El procedimiento judicial dio comienzo. El primer lanzamiento para desalojarla llegó en Febrero de 2012 pero la solidaridad vecinal consiguió detener el desahucio. El banco lo pospuso por 15 días con la supuesta intención de negociar una solución pero nunca llegaron a ponerse en contacto con ella ni atendieron a sus escritos. Transcurridos estos 15 días se fijó una nueva fecha de desahucio para mediados de Marzo de 2012, pero en esta ocasión se consiguió detener el lanzamiento en los juzgados. Yeimi continuó intentando negociar con el banco pero el director hizo caso omiso de todas sus peticiones y se negó a transmitirlas a sus superiores.
 No volvió a tener noticias del banco hasta septiembre de 2012, momento en el que nos informaron que el banco había solicitado una nueva fecha de lanzamiento, requiriendo la presencia de la Unidad de Intervención Policial para ejecutarlo. A partir de este momento – tras varios intentos amistosos y fallidos de negociación- no nos quedó más opción que tomar medidas más contundentes e intensificar nuestra campaña de presión al BBVA. Hartas de mentiras y falsas esperanzas, el 7 de Noviembre decidimos hacer visible esta situación en la oficina del banco y permanecer allí hasta obtener una solución por parte del director de la sucursal.
 El grupo que llevamos a cabo esta acción de presión estuvo compuesto por unas 25 o 30 personas de las asambleas de vivienda de Latina y Lavapiés principalmente. Tras nuestra entrada, el director llamó a la Policía Nacional, que se personó en el lugar inmediatamente e identificó a la prensa. Una vez les expusimos la situación algunos de ellos accedieron a mediar en la negociación y fue a partir de éste momento cuando el discurso del director cambió por completo. De la misma manera, ese “desconocido, inaccesible e ilocalizable” departamento de recuperaciones se manifestó en forma de varios señores trajeados con los cuales se estuvo negociando toda la mañana.
El único compromiso por parte del banco fue el de estudiar el caso, a lo que se comprometieron por escrito, pero con un desahucio inminente eso no era suficiente, por lo que resolvimos permanecer en la sucursal hasta obtener una solución. Llegada la hora de cierre al público, la Policía nos identificó a todos los presentes, avisó a la UIP y abandonaron el lugar. Una vez llegada la UIP, pactamos una salida sin violencia por nuestro propio pie, a cambio,  ellos se comprometieron a no presentar denuncia alguna. Transcurridos 3 meses recibimos en nuestros domicilios citaciones judiciales para responder por un delito contra el orden público a pesar de que el atestado evidencia que la acción fue llevada a cabo pacíficamente en todo momento y que la actividad de la sucursal no fue interrumpida.
Esa misma tarde Yeimi recibió una llamada que le comunicaba la paralización de su desahucio. Esta acción ha evitado que nuestra vecina pasase a ser una más de las muchas personas desahuciadas por la especulación de los bancos. Hoy continúa en su casa, pese a no tener una solución definitiva por parte del BBVA.
No es justo que la policía intente criminalizarnos simplemente por defender el derecho a una vivienda digna. A pesar de toda su represión no van a lograr que desistamos. Seguiremos reivindicando el derecho a la vivienda y desobedeciendo las leyes injustas que lo impidan.
Por todo ello, os animamos a que acudáis a la concentración que convocaremos en las puertas de los juzgados de Plaza de Castilla para qué se den cuenta que somos muchas las que estamos en esta lucha y que vamos a continuar luchando hasta lograr nuestros objetivos a pesar de su represión.

¡Sí se puede!

Fuente: http://latinastopdesahucios.blogspot.com.es/2013/03/13activistas-juicio-por-defender-el.html; con breve inciso de Toma la Tele (*)