Romance de la alondra desahuciada (con subtítulos)

Antonio B

La mañana del 9 de noviembre de 2012 se producía en Barakaldo la trágica muerte de una persona, otra víctima más del criminal fraude hipotecario que han llevado a cabo las entidades financieras en España con la complicidad de los gobernantes de turno. Los miembros de la orquesta y coro Solfónica estuvimos por la tarde cantando a las puertas de la sede de Bankia en Madrid, en solidaridad con los allí acampados. El «romance de la alondra deshauciada» se escribió esa misma noche; posteriormente le pusimos música, esta es la versión para cuarteto de voces a capella.

Dedicada a todas las víctimas de esta cruel estafa homicida; su número aumenta día tras día ¿hasta cuándo?

Es viernes por la mañana
puede ser cualquier ciudad.
Del cielo negro ha caído
agotada de luchar
una alondra a quien su nido
los cuervos quieren robar

Desde una casa se escucha
con amarga intensidad,
trágico y desconsolado,
el llanto de un familiar.
Los vecinos angustiados
esperan frente al portal

Volad, alondras, volad
Volemos todos unidos
Nuestras alas limpiarán
este cielo ennegrecido
por las aves de rapiña
que han robado nuestros nidos

En el lugar de los hechos
han coincidido al llegar
los agentes desplazados
con otros colegas más
que traen orden de desahucio
lista para ejecutar.
El cielo se hace aún más negro
Las nueve y veinte son ya
Las alondras indignadas
sobrevuelan el lugar
se unen a todas las aves
y comienzan a cantar

Cantad, alondras, cantad
Cantemos todos unidos
Nuestro canto ha de limpiar
este cielo ennegrecido
por las aves de rapiña
que han robado nuestros nidos

¿Será posible que ahora
tengamos que financiar
entre todos a estos cuervos?
Un préstamo les darán
¿Cómo piensan devolverlo?
¿volviéndonos a estafar?
Es a los bancos y cajas
a los que hay que desahuciar
disponer de sus inmuebles
para el alquiler social
Las alondras indignadas
ya no paran de cantar

Cantad, alondras, cantad
Cantemos todos unidos
Nuestro canto ha de barrer
de este cielo ennegrecido
a los córvidos banqueros
que han robado nuestros pisos

Cantad, alondras, cantad
Vuestro canto es dignidad

Be Sociable, Share!